¿Qué es un switch y para qué sirve?

¿Qué es un switch y para qué sirve?

Un switch o un conmutador es un dispositivo cuya principal utilidad es conectar varios dispositivos a una red. Por ejemplo, si solo tenemos una salida de red para nuestro Smart TV, lo más probable es que solo tenga una entrada y no puedas conectar tu ordenador o una videoconsola. Con la instalación un switch disponemos de varios puertos de red para poder conectar a la red la videoconsola, la televisión, nuestro portátil, el receptor de la televisión o una impresora.

La principal característica y virtud de un switch es su sencillez tanto en su forma de trabajar como en su uso e instalación.  Es un producto totalmente plug & play, es decir, no requiere de configuración previa, simplemente lo enchufas y a funcionar.

Además puedes encontrar este producto a un precio bastante económico y con garantías. Existente diversos modelos con un mayor o menor número de puertos para ajustarse a las diferentes necesidades de los clientes.

¿Qué dispositivos puedes conectar a un switch?

Cada vez la lista de productos que se encuentran en nuestra casa o negocio que precisan de una conexión a internet es más larga. Gracias al switch puedes conectar todos estos aparatos utilizando una única entrada de red.

a) Ordenadores: obviamente para el uso adecuado de un ordenador necesita su conexión a la red. Ya sea en una oficina de trabajo o en el hogar pueden ser necesarias varias entradas.


b) Smart TV: Hoy en día la mayoría de televisiones son Smart Tv, es decir se pueden conectar a Internet. Por tanto, cada vez va a ser más necesario tener una entrada de red detrás del televisor.


c) Videoconsolas: todas las consolas actuales traen funcionalidades o bien juegos destinados únicamente a ser jugados por Internet. Sobre todo con el crecimiento de los e sports o deportes electrónicos, un switch es una buena opción para tener una conexión directa desde el router.


d) Impresoras: sobre todo en oficinas para tener varios dispositivos simultáneamente conectados.


e) Receptores de TV: Si tienes en casa un receptor de televisión IP o Android vas a requerir una conexión a Internet extra.


f) Cámaras de seguridad IP (CCTV): Cada vez es más frecuente realizar instalaciones de CCTV (Circuitos Cerrados de Televisión) con cámaras de seguridad IP. Estás cámaras van conectadas a Internet para poder ver desde un starmphone o portátil las imágenes en tiempo real.


g) Videoportero IP: La revolución de Internet también ha llegado incluso a los videoporteros. Cada vez es más frecuente ver instalaciones de videoporteros IP, que están conectados a Internet y por tanto requieren de conectarse en un router, switch o PLC.

¿Cuál necesitas tú? Descúbrelo aquí.